El Vino


El Vino

No podemos empezar este blog sin antes explicarles lo que representa el vino para nuestra cultura y, en general, para los aficionados a esta bebida alcohólica. El tema extenso  pero hay que empezar por algún lado. En este artículo y los que siguen, trataremos de compartir todos los datos, las historias y los protagonistas que nos parecen importantes e interesantes sobre el mundo del vino. En este lugar compartiremos con ustedes nuestra visión del vino.

El vino: amor y trabajo

Técnicamente, el vino (del latín vinum) es una bebida obtenida de la uva (especie Vitis vinifera) mediante la fermentación alcohólica de su mosto o zumo.

Poniéndole un poco más de sentimiento, cada vino es el resultado de horas y horas de trabajo y amor por parte del viticultor. Cada año, esta persona cuida sus viñedos como a sus bebés. Observa su crecimiento muy de cerca y los protege de las tormentas para que, en el futuro, den uvas bonitas y sabrosas. Después de tanto trabajo, cosechará los frutos y pasará a la fase de fermentación. ¿

Conoces ese sentimiento de haber estudiado tanto para un examen y contestado todas las preguntas sin estar seguro del resultado hasta que el profesor te lo devuelve calificado? Eso es precisamente lo que el viticultor siente en esta fase del proceso, al tener que esperar y rezar para que todo salga bien. Él puede controlar algunos parámetros como la temperatura, la evolución de la fermentación y elgrado de alcohol, pero para los que saben hacer un buen vino, más del 90% del trabajo ya está hecho. 

Este viticultor transmite, a través de sus uvas, sus tierras, sus cepas y su manera de trabajar, un vino que él mismo disfruta y que lo representa. Orgulloso de su trabajo, sus vinos le permiten compartir con el mundo su vida y sus gustos.

 

Déjate transportar

Aquí se trata de gustos y emociones personales. Ningún vino en particular puede gustarle a todo el mundo: todos tenemos gustos y recuerdos diferentes que pueden ser evocados por vinos y cepas diversas:

  • Un vino criado en barrica con sus notas de madera le puede recordar a una persona su infancia y cuando, cada domingo, caminaba con sus abuelos en el bosque. Los olores y sabores nos transportan a momentos particulares cargados de emoción.
  • Un vino de cepa expresiva con aroma frutal puede recordarle a otra persona esas tardes cuando su mamá volvía del mercado con las deliciosas fresas de temporada.

Aunque hay vinos hechos en mejores condiciones para la uva  (tierra, clima, horas de sol, entre otras), nadie te puede decir que te equivocas si te gusta o no un vino en particular. Cabe resaltar que pueden existir vinos con defectos de producción (uno de los más comúnes es el sabor a corcho) y en estos casos, puede ser más difícil entender las cuestiones de gustos.

Pero lo cierto es que para entrenar el paladar, deberás probar una gran variedad de vinos y concentrarte en sus diferentes sabores y sensaciones que provoca. (Tip: nunca te emborraches con tu vino preferido, es como comer tu postre favorito hasta hastiarte y vomitar).

Los maridajes

El vino hace parte esencial de la gastronomía. Podrías pensar que tu plato preferido no necesita de una copa de vino para mejorarlo, y tienes razón, pero de cualquier manera vas a necesitar una bebida para acompañarlo. Puedes elegir agua como una opción neutral que no modifique los sabores de ese buen plato, pero también puedes elegir un acompañante que te ayude a sublimarlo. Un buen vino bien elegido puede convertir un buen plato en el mejor plato de comida que te has comido este año: ¿por qué escoger agua cuando puedes volver la comida una experiencia mágica?

De la misma manera, un plato o un tentempié puede revelar muchas características del vino que no habías percibido al principio. Por ejemplo, un vino que consumido solo puede resultar agresivo para el paladar se puede convertir en el elemento perfecto y equilibrado para acompañar una deliciosa carne roja.

¡A beber!

Para nosotros los franceses y los amantes del vino en  Colombia y el mundo, el vino es un instrumento para  compartir nuestros gustos y experiencias.

Hablar de vino  entre amigos es transmitir lo que has vivido, evocar  recuerdos personales y buscar puntos comunes con los  demás. Un vino es mucho más delicioso si se disfruta con  amigos, familia y en pareja. Tomarte el tiempo para pensar en lo que te gusta o no en un vino también es respetar el trabajo de otro.

Piensa en lo que has trabajado este último año: ¿te gustaría que tus colegas pasaran de largo sin apreciar tus esfuerzos?

Esperamos que dusfruten este blog tanto como nosotros disfrutamos escribiéndolo y que estos contenidos les sirvan para conocer un poco más del vino y enamorarse de él.

Y ahora, ¡ve por un buen vino, invita a tu mejor amigo, cierra los ojos y déjate transportar por su magia!

¡¡¡ SANTÉ !!!

VoilàVinos.

1 Comment

Add yours

+ Leave a Comment